El Secretario General del SUTE, Adrián Mateluna, sostuvo que el opeativo reduce el concepto de educación a mostrar resultados; no refleja la realidad de escuelas y saberes de los alumnos; deja de lado el proceso de enseñanza aprendizaje; los/as estudiantes son considerados/as como objeto de estudio; el Gobierno busca generar un ranking de escuelas; produce la fractura entre los procesos de evaluación y enseñanza; pretende ubicar al docente como culpable de la crisis del sistema educativo. El gremio exige: evaluación fruto de un proceso participativo de toda la comunidad; formación continua, gratuita y obligatoria para todos los Trabajadores de la Educación y aumentar el presupuesto de Educación al 10% del PBI.

Mateluna fue contundente cuando el pasado jueves, en conferencia de prensa aseveró que “tanto SUTE, como la CTERA y los gremios de educación de toda la nación estamos rechazando este operativo Aprender 2016, porque claramente reduce el concepto de educación a sólo mostrar resultados que no reflejan la realidad de las escuelas ni su contexto, que deja de lado el proceso de enseñanza-aprendizaje, que los estudiantes son tratados como objetos de estudio, que el gobierno busca con esto generar un ranking que pretende ubicar al trabajador, al docente como el culpable de todos los males de la educación y porque, finalmente, flexibilizan nuestras condiciones laborales y esto vendrá atado con algún índice de productividad, con algún ítem en el salario, que es la línea que venimos denunciando que el gobierno tiene”.

Pero Mateluna no se quedó sólo en el rechazo del operativo, sino que como siempre lo hace el SUTE, expresó propuestas: “nosotros exigimos que se aumente el presupuesto de Educación, es decir, que pase del 6% al 10% del PBI; exigimos que haya formación gratuita y en servicio para los trabajadores y exigimos que la evaluación sea una construcción de las escuelas con las comunidades, con los trabajadores incluidos y no que sea una evolución estandarizada de los organismos mundiales que bajan y descontextualizan nuestra realidad. Están buscando la manera de mostrar que la educación está mal y en función de eso hay que encontrar el culpable y el culpable será el trabajador de la educación. En función de eso, intentarán reducir la discusión, ir por nuestros salarios, por bajar nuestras condiciones de trabajo. Nosotros venimos denunciando que infraestructura está en una situación catastrófica. No hay formación para los trabajadores, se está subejecutando la inversión en educación, cuando habíamos logrado una ley con el 6% y todo esto está siendo dañino para la educación, es por ello que los Trabajadores de la Educación, con la bandera del SUTE, estamos todos en alerta”.

Mateluna defendió una vez más a los trabajadores y respondió críticamente al Ejecutivo Provincial: “este gobierno, que ataca al trabajador, dice que el problema está en la forma en que los docentes enseñamos, porque eso para ellos es fácil. Pero lo que para ellos es muy difícil es dar la cara, es sentarse a discutir con los trabajadores acerca de qué necesita la educación. Es más fácil, atacar, denigrar a los Trabajadores de la Educación. Por todo esto, desde el SUTE sostenemos que los trabajadores no debemos participar de este operativo que es un engaño y una justificación a futuro para que el gobierno se saque de encima la educación pública. Estos gobiernos neoliberales siempre lo han querido y en función de eso los trabajadores no debemos participar del operativo Aprender 2016. Tenemos que ponernos de pie y decir que queremos una verdadera evaluación que construya una educación pública de calidad y no éste mamarracho, que termina siendo una gran mentira para esconder lo que viene a hacer este gobierno que es bajar salarios, cerrar secciones y a excluir estudiantes. Desde el SUTE siempre hemos luchado por una evaluación que sea parte de un proceso. Esta evaluación del Aprender 2016, viene estandarizada, tiene como referente a modelos neoliberales envasados, que piensan en la productividad dentro de la educación, por lo tanto, está claro que quieren convertir a la escuela en una empresa y quieren administrarla como si fuera una empresa. Y lo que deben entender es que la escuela tiene un fuerte contenido social y un impacto cultural en la sociedad, que nosotros vamos a resguardar. El Trabajador de la Educación siempre tuvo en su trabajo diario, el análisis de un contexto y proponer junto a la comunidad educativa soluciones sobre las situaciones que se van dando”.

Consultado acerca del proyecto del presupuesto 2017, que el Gobierno presentó en la Legislatura, Mateluna indicó que “han planteado un presupuesto mentiroso, con sólo un 17% de inflación, aún más baja que la que propusieron para este año. Está más que claro, entonces, que se viene un ajuste en educación; en salario. No han invertido nada en infraestructura, nada en formación y ahora vienen evaluaciones como el Aprender 2016, para justificar las medidas de ajuste que van a tomar. Esto es una evaluación para el docente y una justificación para que el gobierno siga con el ajuste en los trabajadores. Vienen por un ítem de productividad para quien cumpla las metas que ellos quieran. Ellos quieren un pueblo que esté medido, que no proteste, que tenga mano de obra barata.

El operativo Aprender es parte de ese plan. Ninguna evaluación estandarizada en la historia contribuyó a la educación pública. Para que haya una educación de calidad y una evaluación de calidad, es fundamental, necesaria e imprescindible la participación de los trabajadores, los padres, la comunidad, los estudiantes y en ese marco democrático se va a dar la evaluación que todos necesitamos”.