Organizada por el Secretariado Ejecutivo Provincial del SUTE, se realizó el sábado 12 del corriente mes, en Finca Don Miguel, Luján de Cuyo. Alegría, buena onda y diversión fueron los rasgos distintivos del evento que reunió a 1.500 Trabajadores de la Educación no docentes de toda la provincia.

Contundente fue la participación de los Celadores y Celadoras de Mendoza en la más numerosa fiesta que ha organizado el SUTE para este sector de los Trabajadores de la Educación.
Desde temprano comenzaron a llegar los transportes desde cada uno de los departamentos de la Provincia, hasta completar el número de 1500 asistentes, que colmaron las instalaciones del coqueto salón, ubicado entre viñedos y con la cordillera de Los Andes, de fondo.
Como cada año, los Trabajadores de la Educación no docentes concurrieron al evento con la mejor predisposición y todas las ganas de pasarla bien, divertirse y compartir con sus compañeros y compañeras de los 18 departamentos de Mendoza, un grato momento.
Luego del ágape y de una apertura a todo ritmo, el Secretario General del SUTE, Adrian Mateluna, dio la bienvenida y realizó el brindis que inició la gran fiesta.
Exquisita y abundante cena con ricos vinos y bebidas varias, un postre helado muy grande realizado en mesones para compartir en todas las mesas, un espectáculo artístico-musical de primer nivel, con la presencia de Palo Santo y el baile hasta el amanecer, fueron algunos de los rasgos distintivos de la gran fiesta anual del Día del Celador del SUTE.
Como tantas otras veces, los sorteos fueron una de las vedettes de la noche. El Secretariado Ejecutivo del SUTE dispuso repartir 150 mil pesos en premios, entre los que pueden destacarse ciclomotores, viajes a Mar del Plata y a Carlos Paz, temporadas de pileta para afiliado y grupo familiar, dinero en efectivo y órdenes de compra.
Una vez más, los Celadores y Celadoras de Mendoza dieron la nota: hicieron de su fiesta, la fiesta del SUTE, la más popular y numerosa de todas. ¡¡¡Felicidades!!!